¿SUFRES CISTITIS RECURRENTE?

¿Qué provoca la cistitis?

En esta época aumenta el riesgo de cistitis ya que es cuando prolifera su principal causante, la bacteria Escherichia coli propiciada  además por el aumento de los factores de riesgo, tales como: las relaciones sexuales y el baño en lugares públicos. Otras causas que acompañan a esta patología son los malos hábitos en la higiene íntima, ciertas enfermedades (diabetes, cálculos, prostatitis), objetos contaminados, traumatismos e escasa ingestión de líquidos.

Síntomas comunes

Los síntomas más comunes de esta infección son:

¿Se puede prevenir la cistitis con fitoterapia?

La fiterapia como en casi todas las patologías tiene un especial uso preventivo, así que puede ayudarte a evitar la cistitis con plantas, o mejor dicho con el uso de plantas medicinales. Si has sufrido alguna cistitis es probable que las vuelvas a sufrir, así que en especial en verano puedes ayudarte con el uso de la fitoterapia para prevenirla.

Arándano rojo o Cranberry

Para la prevención y el tratamiento de esta patología se emplea el Arándano rojo o Cranberry, ya que incrementa la acidez del Ph y de este modo impide que la bacteria se adhiera a la pared.  En el caso de tratamiento se utiliza junto con la toma de antibióticos durante la infección ya que potencia su acción. Puedes tomar Arándano Rojo si notas molestias, sin embargo el uso de antibiótico debe ser prescrito por tu médico o ginecólogo.

Si tienes tendencia a sufrir cistitis te recomendamos su uso como preventivo especialmente en épocas estivales. Puedes encontrar en la farmacia diferentes presentaciones de arándano rojo, debes tener en cuenta que como preventivo debe contener  140mg de proantocianidinas (PAC).

Te aconsejamos Cranberola Cis-control de Arkopharma que contiene la dosis recomendada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia  y el Instituto de Medicina Sexual (Estudio cranberry sobre cistitis y salud sexual) Además, este tipo de productos suelen llevar también algún antioxidante como la uva o la vitamina C .

Uña de gato.

Ya os hemos hablado en otras ocasiones sobre las virtudes de esta planta respecto a su beneficio sobre el sistema inmunitario. Así que en esta ocasión, no podía ser menos . Recuerda que la cistitis es una infección bacteriana y la Uña de gato favorece el aumento de la inmunidad disminuyendo la infección.

Tratar la cistitis con Fitoterapia

La función principal de la fitoterapia en este tipo de problema consiste en utilizar plantas con finalidades como:

Propiedades antibióticas: Para prevenir las infecciones o que ayuden a eliminar a los microorganismos causantes de ellas.

Con esta función encontramos plantas medicinales como la Equinácea y la Gayuba, ésta última es un gran antiséptico urinario frente a bacterias, pero para que realice su función correctamente se necesita que la orina sea lo menos ácida posible, por lo que se combina con productos que alcalinizan la orina, como el bicarbonato.

 

Propiedades antiinflamatorias: Para disminuir la inflamación.

En este caso se utilizan plantas como el Abedul por su actividad antiinflamatoria y antibacteriana. Esta planta se recomienda en casos de cistitis crónicas con faltas de micción.

Otra planta que se puede emplear es la Linaza, que por su cantidad en mucílagos ayuda a combatir la inflamación de vejiga urinaria y disminuye el dolor.

El Malvavisco también resulta eficaz en el tratamiento de la cistitis puesto que desinflama la zona, la desinfecta y suaviza el dolor.

Propiedades diuréticas: Para aumentar la producción de orina y con ello expulsar los microorganismos.

Para eliminar los patógenos de las vías urinarias se emplean diuréticos como el Diente de león y el Brezo, este último además posee propiedades antiinflamatorias.

Si la infección está muy avanzada es recomendable tomar antibiótico junto con plantas medicinales que potencien su acción o ayuden a disminuir los síntomas de este tipo de patología. Consulta con tu médico el uso de antibióticos.

Ahora bien, la mayoría de casos de cistitis pueden evitarse o reducirse su frecuencia tomando una serie de recomendaciones y buenos hábitos.

Toma nota:

Bebe abundante líquido, 1’5 litros de agua al día.

Evita excitantes como la cafeína, alcohol y bebidas carbonatadas.

¡Lleva una buena higiene íntima! Es muy importante, para ello se pueden utilizar geles con aceite del árbol del té, que tiene un gran poder antiséptico, o en todo caso un gel específico para la zona íntima con Ph neutro.

Lavarse y secarse siempre de adelante hacia atrás ya que muchas infecciones provienen de las heces.

Orinar cada 2-3 horas, puesto que las bacterias tienden a proliferar cuando la orina permanece en la vejiga. Por ello es importante orinar antes y después de las relaciones sexuales. Si eres recurrente sería conveniente limpiarte con una toallita íntima después de orinar.

Tomar dosis cada 12 horas de preparados farmacéuticos con Cranberry. Cuéntanos tu caso para poder asesorarte con el producto más adecuado.

Evitar ropa interior que no sea de algodón ya que dificultan las transpiración y aumentan la humedad. También el uso de ropa interior tipo “tanga” propicia este tipo de infección.

Evitar prendas ajustadas y el de salvaslips a diario, limitan la transpiración y aumentan la humedad.

No llevar a cabo duchas vaginales, puesto que la entrada directa de agua en la zona no implica una limpieza mejor y puede modificar el pH vaginal, lo que facilita la proliferación de bacterias. Como te he dicho usa productos específicos para la higiene íntima.

Y por último, quiero hablarte de la moda de la fotodepilación o depilación de la zona íntima. Puede que queda muy estético pero la verdad es que el pelo es una barrera natural como sucede también con los ojos o la nariz. Sería recomendable, que dejases un mínimo para defenderte de la intrusión de bacterias.

Bueno, espero que esto te sirva de ayuda y que este verano, ¡ la cistitis no sea un problema más!

¿Tienes alguna duda? Hazme un comentario.

Aroa Carrasco

Farmacéutica especialista en el uso de plantas medicinales

Escriba una respuesta