¿Funcionan los superalimentos?

"funcionan-los.-superalimentos"¿Funcionan los superalimentos? ¿Qué beneficios tienen? ¿Cómo los incorporo en la dieta?

En este post quiero daros a conocer a los superalimentos. Y, sí, sí que funcionan los superalimentos y ahora veremos porque.

Supongo que os sonará la palabra ” superalimento” ya que esta muy de moda. Este término hace referencia a aquellos alimentos que tienen un alto valor nutricional por su elevada cantidad en vitaminas, antioxidantes o grasas saludables.

Son una fuente excelente de fibra, vitaminas, minerales; con alto contenido en fitonutrientes y compuestos antioxidantes como las vitaminas A y E y el betacaroteno; y de baja densidad calórica.

Estas propiedades  hacen que los superalimentos puedan ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y otras afecciones y trastornos de salud.

Con el estilo de vida que llevamos muchas veces no es fácil consumir los nutrientes necesarios para obtener un rendimiento óptimo en nuestro día a día. El principal objetivo de comer es nutrir a nuestro cuerpo pero cada vez abundan más los alimentos refinados, procesados, fritos, grasos…y este tipo de alimentos son las opciones más rápidas, baratas y que están más a nuestro alcance. Además sólo nos aporten calorías vacías, es decir, son alimentos muy calóricos pero con pocos nutrientes. Por esta razón es de crucial importancia incorporar a nuestra alimentación los nutrientes que necesitamos.

Superalimentos de la dieta mediterráneo

Cuando hablamos de superalimentos siempre nos viene a la cabeza los provinientes de otras latitudes, sin embargo en nuestra dieta mediterráneo también disponemos de unos cuantos.

De hecho, la dieta mediterránea es tan recomendada justo por la presencia de estos alimentos y porque funcionan los superalimentos mediterráneos.

Algunos de estos alimentos saludables que podemos encontrar en la dieta mediterránea  son:

  • Aceite de oliva virgen extra

Tiene propiedades antioxidantes, ayuda a reducir el riesgo de infartos y disminuye el colesterol LDL (colesterol malo)

  • Legumbres

Ricas en hierro , calcio y magnesio. Son una fuente de proteína de valor biológico, pero no es tan elevado como el de la carne. Por contra, las legumbres aportan menos grasa y más fibra.

  • Brócoli

En diferentes estudios se ha demostrado que esta verdura ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer. Tiene un alto contenido en vitamina C y fibra, además nos aporta muy pocas calorías y bastante agua.

  • Hojas verdes

Nos aportan mucha clorofila, aminoácidos que son los precursores de las proteínas, ricas en ácidos grasos omega y fibra por lo que nos ayuda a depurar y limpiar nuestro organismo.

  • Naranja

Tiene un alto contenido en vitamina C, ácido fólico y es un gran antioxidante por lo que realiza una función muy importante con los radicales libres.

  • Nueces

En determinados estudios se ha visto que un puñado de frutos secos nos ayuda a reducir el colesterol y a proteger nuestro corazón frente a enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a su gran contenido en ácidos grasos omega 3 (grasas saludables), además son ricas en vitamina E y fibra.

  • Sardinas

Al ser un pescado azul de pequeño tamaño no acumula metales pesados por lo que es aconsejable su consumo. Tienen una elevada concentración de omega 3 que nos ayuda a reducir la inflamación en general y mejora la salud cardiovascular.

  • Ajo

Algunos estudios afirman su que ayuda a prevenir determinados tipos de cáncer. Se ha demostrado que tiene múltiples funciones, tales como:  mejorar el colesterol, tiene gran poder diurético por lo reduce la hipertensión, ayuda a mejorar nuestro sistema inmune por su capacidad antibacteriana y regula los niveles elevados de azúcar en sangre, entre otras.

  • Cacao

El chocolate cuanto más rico en cacao sea más cantidad de antioxidantes y fibra tiene. Esto ayuda a nuestro sistema nervioso y a nuestra salud cardiovascular.

Superalimentos de moda

Además de alimentos saludables en la dieta mediterránea existen otros superalimentos que pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud. Algunos de ellos provienen de otras culturas y sería aconsejable intentar introducirlos poco a poco en nuestra alimentación por su gran valor biológico.

  • Quinoa

Presenta una alta concentración de aminoácidos como lisina, arginina, cisteína y metionina por lo que es un buen complemento para mejorar la calidad proteica de cereales y legumbres.

Tiene un alto contenido en fibra, con ello nos ayuda a mejorar el tránsito intestinal y previene de enfermedades como la obesidad o el estreñimiento.

Los granos de este pseudocereal son una fuente de oligoelementos como hierro, magnesio, selenio, calcio, fósforo y vitaminas. Además tienen un elevado poder antioxidante por lo que nos ayuda a prevenir enfermedades causadas por los radicales libres reduciendo el estrés oxidativo.

Bajo contenido en grasas saturadas y elevado en grasas insaturadas omega 3.

  • Moringa

Es una planta que proviene de India y de zonas del norte de África que aporta propiedades antioxidantes, antibacterianas y remineralizantes. La Moringa presenta innumerables propiedaes nutritivas y terapéuticas tales como: hipoglucemiantes, reduce el colesterol, disminuye la tensión, diurética, antiinflamatoria, analgésica, hepatoprotectora, aumenta el sistema inmune, fortalece el sistema nervioso y mejora el ánimo…

Fuente de vitamina C, vitamina K, betacarotenos, vitaminas del grupo B…

Fuente de minerales como calcio, magnesio, hierro, potasio…

Gran poder antioxidante

Fuente de fibra

Alto contenido en ácidos grasos omega 3 y bajo en grasas saturadas por lo que ayuda a prevenir el síndrome metabólico.

  • Chía

Es una planta de verano, originaria de Centroamérica y actualmente cultivada en sus lugares nativos.

Es una fuente natural de ácidos grasos omega 3 y 6. Es la mayor fuente vegetal de ácido graso omega 3 por lo que nos ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos, se puede utilizar como coadyuvante en el tratamiento de hipertensión, enfermedades inflamatorias y dermatitis.

Las proteínas que contiene son de alto valor biológico ya que cuenta con todos los aminoácidos esenciales, es decir, los que no pueden ser sintetizados por nuestro organismo y tenemos que introducirlos con la dieta.

Es una importante fuente de fibra soluble por su riqueza en mucílagos, esto nos ayuda a prevenir el estreñimiento, la obesidad…

Además destaca su alto contenido en vitaminas (A y del grupo B), minerales (hierro, calcio, magnesio, fósforo, zinc…) y flavonoides (hesperidina…) con propiedades antioxidantes.

  • Maca

Es una elevada fuente de proteínas, es muy rica en el aminoácido arginina.

Contiene oligoelementos  como la vitaminas del grupo B (1, 2, 3), vitamina C, vitamina K y con minerales como el hierro, calcio, zinc, cobre, manganeso y potasio.

La raíz de esta planta está compuesta por macaenos y macamidas, responsables de las propiedades estimulantes, adaptógenas, vigorizantes y afrodisíacas.

Al tener propiedades adaptógenas aumenta la capacidad de adaptación del organismo frente a los cambios producidos por diferentes factores ambientales, como el estrés, estados de convalescencia, permitiendo alcanzar un óptimo rendimiento tanto físico como el mental.

Su capacidad vigorizante se debe a que mejora la espermatogénesis, aumenta el deseo y la acticidad sexual. También atenúa los síntomas de la menopausia.

  • Clorella

Es un alga que contiene una elevada cantidad de clorofila por lo que nos proporciona excelentes propiedades detoxificantes. Esto nos puede ayudar a eliminar sustancias nocivas de nuestro organismo como metales pesados, toxinas como pesticidas, insecticidas…

Otra característica es su riqueza en nutrientes, tales como: proteínas con un interesante perfil de aminoácidos, fuente de fibra y vitaminas, es rica en hierro de fácil asimilación por la presencia de vitamina C, además de minerales.

Como se trata de un organismo autótrofo cuenta con diferentes pigmentos como la luteína y los carotenos que tienen una función esencial en el mantenimiento de la salud ocular.

  • Spirulina

La espirulina es un cianobacteria microscópica azul-verdosa que crece en aguas cálidas y alcalinas y tiene forma de hélice o espiral, de ahí su nombre.

Proporciona una alta cantidad de proteínas, con aminoácidos como la metionina, cisteína y lisina. Son proteínas de alta calidad más digeribles que las proteínas de origen animal.

Vitaminas y minerales como el calcio, magnesio, zinc y potasio. Además contiene ácidos grasos omega 3, oligoelementos, clorofila con su capacidad detoxificante, betacaroteno, luteína y zeaxantina.

Se caracteriza por ser fuente de fibra soluble rica en mucílagos que le aportan propiedades laxantes y gastroprotectoras. Cuando se pone en contacto con el agua forma un gel viscoso que mejora el tránsito intestinal y produce sensación de saciedad reduciendo el apetito. Esta propiedad puede ser utilizada en dietas de adelgazamiento como en procesos de eliminación de toxinas.

  • Coco

Tiene infinidad de propiedades como bactericida, antioxidante, antiparasitario, hipoglucemiante, hepatoprotectora e inmunoestimulante. Contiene muchas vitaminas, minerales y oligoelementos.

Se considera “el fruto de los deportistas”, todas las personas que hacen deporte a diario deberían consumir leche o agua de coco. Esto se debe a su gran cantidad de propiedades como:

Es hidratante, por su alto contenido en agua y minerales evita la deshiratación y bajo en grasas y azúcares.

Es remineralizante por lo que ayuda a mejorar la tonicidad de los músculos y es cardioprotectora.

Es antioxidante por su riqueza en minerales como selenio y zinc.

Es energético: ideal su consumo en días de mucho calor o cuando se ha realizado actividad física intensa. Una opción es añadir coco a los batidos o a los zumos de frutas.

Regula la presión sanguínea.

  • Cúrcuma

La Cúrcuma es una especia que se utilizada mucho en India y el sudeste asiático, de donde es originaria.

Se utiliza en problemas de estómago porque estimula las secreciones y ayuda a la digestión. Se recomienda en personas con dispepsia, gastritis, falta de apetito, digestión lenta.

Al ser carminativa se emplea para evitar los gases.

Es hepatoprotectora por su elevada cantidad en curcumina (compuesto que le da ese color característico), ayuda a eliminar las piedras en la vesícula biliar, favorece el drenaje linfático, es antiinflamatoria y eficaz para digerir mejor comidas muy pesadas.

Estudios demuestran que la cúrcuma contiene diez compuestos anticancerígenos, sobre todo en casos de cáncer de mama, duodeno, piel y colon.

Se utiliza para artritis reumatoide y síndrome de túnel carpiano por sus propiedades antiinflamatorias.

Atenúa la depresión por sus componentes estimulantes para el sistema nervioso y aumenta el sistema inmune.

Además es cardioprotectora, trata problemas de bronquitis por su acción antiinflamatoria, protege al organismo de los radicales libres y se utiliza mucho en problemas de la piel, como hongos, pie de atleta o psoriasis.

Incorporar superalimentos a nuestra dieta para mejorar nuestra salud

Aparte de los alimentos saludables o los considerados superalimentos  que he comentado en este post existen muchísimos más. Lo ideal sería introducir este tipo de alimentos en nuestra dieta poco a poco para así mejorar nuestra salud y prevenir la aparición de diferentes enfermedades, además de aumentar la cantidad de nutrientes y reducir los alimentos que sólo nos aportan calorías. Así que… ¡vamos a mejorar nuestra salud cuidando nuestra alimentación!

Espero que os haya gustado y ayudado mi nueva entrada en el blog, como ya sabéis estoy a vuestra disposición para cualquier duda o consejo.

Aroa Carrasco

Farmacéutica especialista en Nutrición

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *